Estética

Tipos de cliente en un salón de belleza

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

A pesar de que el tipo de cliente puede variar, éste espera que su peluquero sepa interpretar correctamente sus necesidades. Por lo tanto, una buena comprensión de las diferentes categorías de clientes juegan una parte fundamental en cualquier consulta.

El sector de la belleza es uno de los más delicados en el tema de atención, y al igual que en todos los sectores, perder un cliente resulta más costoso que mantener los que se tienen.
La clave está en hacer un mejor acompañamiento del cliente, conocerlo, satisfacer sus necesidades, escuchar y generar soluciones innovadoras a sus inquietudes para lograr su fidelidad, así no sólo se generan ventas sino que se atraen nuevos referidos al negocio.

Reacios al Cambio
Existen ciertas personas para las cuales el cuidado personal es una necesidad, como ir al dentista, es algo que hay que hacer pero no porque sea especialmente agradable. Puede que no vayan a la peluquería hasta que su cabello lo necesite desesperadamente.

Los “Reacios” se decidirán por la opción más básica del salón, por ejemplo lavar y cortar. Pueden ser clientes difíciles ya que a menudo se sienten incómodos en el entorno del salón, y puede ser complicado convencerlos de explorar otras opciones disponibles como ser el color o el uso de productos de acabado.

Sin tiempo libre
Si bien valoran su apariencia, el mantener o crear un estilo nuevo puede encontrarse muy por debajo en la lista de prioridades de este grupo demasiado ocupado con un trabajo demandante, una ocupada vida hogareña y niños pequeños. A menudo todo esto es visto por la persona como un contratiempo temporal, ¡pero el tiempo se mueve más deprisa de lo que esperamos! Este tipo de cliente se merece el tiempo libre. Las visitas al salón son probablemente un momento extraordinario de auto-indulgencia; hágalos sentir muy especiales y transmítales que comprende cuán complicados son sus tiempos. Trate de ofrecer horarios más flexibles en el salón para cubrir las necesidades de sus clientes, sugiera técnicas rápidas y los tipos de productos diseñados para que el cliente pueda refrescar su estilo en su casa.

Libres y Sin Compromisos
Los clientes más jóvenes, por ejemplo entre 18 y 25 años, pueden visitar el salón buscando inspiración y son fácilmente influenciables por un peluquero experimentado. Este grupo suele tener muy pocas responsabilidades, desean experimentar ¡y tienen la confianza para hacerlo! Este tipo de cliente valorará sus sugerencias y estará abierto a utilizar nuevos productos y métodos de peinado; ¡sin embargo también pueden tener opiniones muy firmes y no tener miedo a expresarlas!

Asegúrese que estos clientes se sientan a gusto y valorados. Facilíteles instrucciones detalladas sobre cómo lograr su nuevo peinado, diviértase y ayúdelos a relajarse conversando sobre los temas actuales de moda, música o cine. Los clientes más jóvenes pueden cambiar de opinión con regularidad, dejando crecer su cabello y luego optando por un estilo corto y puntiagudo. Las decisiones pueden ser emocionales y no racionales. Los peluqueros deben ganarse su confianza discutiendo todas las opciones.

Profesionales
Estos clientes son seguros y tienen ideas claras sobre el peinado que encaja con su imagen empresarial. Visitan el salón con frecuencia y tienen experiencia en el mundo del cabello y de la belleza. Saben cómo quieren ser tratados y esto puede intimidar a los peluqueros junior. Este tipo de cliente está muy influenciado por la moda y lee revistas de calidad y el último essential looks en busca de inspiración.

El tiempo es dinero, y el resultado final de cualquier visita al salón debe ser un estilo bien logrado. Este tipo de cliente ya habrá pasado la época de prueba de estilos y sabe exactamente lo que mejor le sienta. Pueden estar menos abiertos a las ideas nuevas sobre el peinado, pero más inclinados a mejorar los productos, en especial aquellos que les ahorrarán tiempo. Las decisiones se tomarán en función de datos claros y racionales, como son la función y la forma, y no estarán necesariamente influenciadas por promociones atractivas. La mayoría de los clientes profesionales pagarán muy bien por el estilo y los productos correctos.

Deportistas
Los hombres y mujeres deportistas tienden a seleccionar estilos cortos y sin complicaciones, o un cabello largo que se pueda recoger fácilmente. Los gustos sobre la moda tienden hacia lo informal y la ropa deportiva cómoda. Puede que tengan que lavarse el cabello a menudo, hasta dos veces al día, y es más probable que utilicen la ducha antes que la bañera por lo que preferirán productos refrescantes, prácticos y sin complicaciones.

Es posible que una gama más económica sea más apropiada para este tipo de cliente, ya que tenderá a consumir los productos más rápidamente. Intente confirmarlo escuchando activamente y mediante el lenguaje corporal. Muéstreles diferentes tipos de productos e intente evaluar la respuesta. Sugiera la compra de dos o más unidades del mismo producto para tener la cantidad suficiente.

Elegantes
La elegancia se basa en el porte y la desenvoltura, es simple aunque sofisticada, grácil y con estilo. Los clientes elegantes pueden desear cortes modernos y cortos, o llevar su cabello largo con tendencia a los recogidos, o dejarlo suelto para crear movimiento y energía. Preste mucha atención a la forma del rostro para asegurarse que la elección de estilo resalte sus mejores rasgos.

Busque materiales caros, cortes de diseñador y etiquetas. La función puede estar determinada por la ocupación, por ejemplo un traje pantalón o un vestido largo y suelto. Los tipos de cliente elegantes se sienten atraídos por los estilos clásicos eternos y no suelen estar interesados en la última moda o en una experimentación excesiva para su peinado. Pueden permitirse una gama de precios más alta y buscan resultados de alta calidad.

Inspirados por las Tendencias
Estos clientes están al tanto de lo que ocurre, y son capaces de comunicar sus necesidades de peinado con claridad. Durante la consulta puede ser necesario mantenerse concentrado para asegurarse que ambos estén de acuerdo sobre la dirección a seguir. Este tipo de cliente que sigue las tendencias querrá cambiar su peinado regularmente para ajustarlo al nuevo estilo de la temporada y a los nuevos productos: aquellos que son únicos y de una calidad innovadora les son particularmente atractivos.

Asegúrese de que comprende lo que se espera de usted. Identifique el estilo requerido mirando las revistas de moda o las publicaciones de peluquería. Puede ser que el tipo de cabello del cliente no se adecue a un corte o estilo determinado. Es muy importante que explique que usted se preocupa por su cliente. A continuación sugiera un estilo intermedio y trabájelo hasta lograr una imagen que sea igualmente moderna.

Introvertidos
Los clientes introvertidos pueden ser muy retraídos y reservados, más pensativos y reflexivos que expresivos y directos. Pueden tender a elecciones más bien seguras con respecto a su peinado y vestimenta. Probablemente lleven un peinado práctico antes que un estilo específico con el cual expresarse. Cuando se trabaja con este tipo de cliente es importante ser cuidadoso y discreto, y no presionarlos para que acepten un estilo que los haga sentir incómodos. Puede que la idea de un cambio radical de peinado los ponga excesivamente nerviosos; en el caso de que solicitaran un cambio importante asegúrese de darles suficiente tiempo para considerar los efectos, especialmente cuando se trate de un cambio de color o del largo del cabello. En especial, haga notar a su cliente que la utilización de productos de acabado tiene sólo resultados temporales.

Write A Comment