Derecho

Los derechos de la trabajadora embarazada en Costa Rica

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

shutterstock_8107378CUANDO UNA DE LAS COLABORADORAS QUEDA EMBARAZADA, MUCHAS VECES SURGEN DUDAS DE SUS DERECHOS Y DEBERES, DEPENDIENDO DE SU RELACIÓN LABORAL. EN COSTA RICA EXISTE UNA PROTECCIÓN LEGAL ESPECIAL TANTO A LAS MADRES COMO AL NIÑO, POR LO QUE DEBEN OBSERVARSE SITUACIONES ESPECIALES CUANDO ESTAMOS ANTE UNA EMPLEADA EMBARAZADA

 En el código de Trabajo encontramos los artículos 94, 94 bis, 95 y 100, en donde se consagran los derechos de las mujeres en estado de embarazo o periodo de lactancia, es importante que la trabajadora dé aviso al empleador de su estado de embarazo, aportando la certificación o constancia de la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS).

Una vez que se le notifica al empleador sobre el estado de embarazo, la empleada embarazada tiene derecho a una licencia remunerada por maternidad durante el mes anterior al parto y los tres posteriores a él, pero puede ser prorrogado mediante prescripción médica.

En caso de adopción

Si la trabajadora adopta un menor de edad, disfrutará de los mismos derechos, iniciando el día siguiente de la entrega del menor de edad.

Para gozar de esta licencia debe entregar la certificación extendida por el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) o el Juzgado de Familia sobre los trámites de adopción.

Si hay despido

shutterstock_28035652En caso de despido de una  trabajadora en estado de embarazo, procede únicamente si es por una falta grave, de acuerdo a lo establecido en el Código de Trabajo, y se deberán  seguir los procedimientos administrativos requeridos ante el Ministerio de Trabajo.

Si la trabajadora tiene un contrato por tiempo indefinido y queda embarazada, no puede ser despedida, pero si el contrato es por un trabajo temporal y la trabajadora queda embarazada, no existe un despido, sino un vencimiento del contrato.

¿Qué debo hacer si me despiden estando embarazada?

En caso de despido, la trabajadora puede gestionar ante el Juez de Trabajo su reinstalación, o bien la liquidación de sus labores, que en caso de estar embarazada, deben incluir la indemnización por cesantía, daños y perjuicios, el subsidio de pre y post parto, los salarios que hubiere dejado de percibir desde el momento de su despido hasta completar los ocho meses de embarazo.

Si es el caso de una trabajadora en estado de lactancia, tendrá derecho de cesantía, daños y perjuicios, y diez días de salario.

¿Qué hago si no me dan las horas para poder dar lactancia?

El período de lactancia debe entenderse como el tiempo durante el cual la madre alimenta a su hijo por medio de leche materna. Se dispone que los tres meses de licencia otorgados después del parto se consideran como el período mínimo de lactancia. Este período podrá ser ampliado por dictamen médico, presentado por la trabajadora a la persona empleadora, hasta por el tiempo que el médico correspondiente determine necesario.

Es importante señalar, además, que dentro del período de lactancia la trabajadora tiene derecho a que se le conceda 15 minutos cada tres horas o media hora dos veces al día; o como se acostumbra en la mayoría de los casos, una hora continua al iniciar o finalizar la jornada diaria, para amamantar a su hijo.

Cuando se trabaja por servicios profesionales, la mujer embarazada no tiene los derechos explicados en este artículo, ya que los mismos son sólo para personas con una relación laboral, aunque tengan menos de tres meses de trabajo.

En caso de que no se le otorgue el periodo de lactancia,  la trabajadora puede acercarse a la oficina de trabajo más cercana para poner la respectiva denuncia, o bien denunciar en el Juzgado de Trabajo sobre la forma en que sus derechos están siendo violentados. También el Código de Trabajo menciona que el patrono que en su establecimiento posea más de treinta mujeres, debe acondicionar un local a propósito para que las madres amamanten sin peligro a sus hijos, el cual debe estar acondicionado dentro de las posibilidades económicas de dicho patrono.

La trabajadora embarazada cuenta con un fuero de protección muy amplio con el fin de evitar que sus derechos y los de su bebé se vean afectados, por esta razón el patrono no la puede despedir sin contar con la autorización correspondiente.

Independientemente de que esté en período de prueba, la trabajadora goza de toda la protección de la ley, siendo ilegal que sea despedida. Lo procedente sería que el patrono plantee la solicitud de autorización de despido ante la Dirección Nacional e Inspección de Trabajo de este Ministerio, aportando las razones objetivas por las cuales considera que esta trabajadora no aprobó el periodo de prueba y que se le autorice la terminación del contrato de trabajo.

Por:

Dra. Angie A.  Arce Acuña. Abogada y Notaria. Doctora en Derecho Penal

Asesora Corporativa. Bufete Arce Acuña y asociados

Tel. 2551-4891 Mail: aangiearce@gmail.com

Comments are closed.