Personajes

Doris Valverde: ¡Con el positivismo siempre al tope!

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

ESTA ALEGRE SEÑORA DE 52 AÑOS NOS ENSEÑA QUE LOS OBSTÁCULOS NO SON IMPEDIMENTO PARA ALCANZAR LOS SUEÑOS… QUE EL TENER FE EN LA FRASE: “TODO VA A SALIR BIEN” NOS LLENA DE POSITIVISMO PARA SALIR ADELANTE; Y QUE EL SER MADRE DE CUATRO HIJOS, VIVIR EN ZONA RURAL Y HABER SIDO ABANDONADA POR SU ESPOSO NO ES EXCUSA PARA “ECHARSE A MORIR”… ¡DESCUBRA LA HISTORIA DE ESTA SORPRENDENTE MUJER!

   ¿Qué mejor manera de celebrar el Día de las Madres que con un homenaje a una GRAN madre? Pues eso es lo que haré en esta edición de Personajes, honrar a una mujer que no sólo es una gran estilista, sino que, ante todo, es una extraordinaria madre que logró sacar a sus hijos adelante a punta de cortar cabello.

Sus enseñanzas las llevarán por siempre, y aunque ha tenido que ser autoritaria y ejercer el papel de padre y madre al mismo tiempo, hoy ella puede recoger los frutos de su esfuerzo.

Su historia encierra todo un camino lleno de piedras que ella fue esquivando poco a poco para conseguir lo que tiene hoy: Dos salones de belleza, una bella familia y una vida plena y feliz.

Aquellos que digan que no se puede, es porque realmente no han luchado, o porque no sienten suficiente pasión por lo que hacen… Sin más preámbulo, les dejo la historia de Doris. ¡Que la disfruten!

La peluquería: ¡Su sueño hecho realidad!

P6190083Esta ramonense tiene 24 años de ser estilista, y es que hasta que tuvo 28 años pudo hacer su sueño realidad: Estudiar belleza. “Yo toda la vida quise estudiar; pero me casé muy rápido (iba a cumplir 19 años), y entonces no estudié…”

Su locura siempre fue el cabello, y a pesar de que no tenía estudios en peluquería, con la tijera de coser de su mamá, le cortaba el cabello a sus hermanos cuando estaban pequeños; también le cortaba “las puntas” a su mamá, a sus primas y una vez le hizo un permanente a una muchacha.

Doris recuerda que fue un poco difícil decirle a su esposo Luis que quería ir a San José a estudiar belleza, porque en aquel momento los hombres eran muy machistas. La forma de convencerlo fue decirle que iba con su cuñada. “Fui al Instituto para Adultos y el curso duró como tres meses. Era básico y yo estaba realizada”.

Cuando terminaron los tres meses, ella deseaba seguir estudiando, pero su cuñada ya no quería, por lo que tuvo que ingeniárselas para continuar aprendiendo. “En San Ramón había una academia muy buena que se llamaba: Eugenia. Entonces yo le dije a Luis: Qué pereza, como ya Cynthia no va a ir, porqué no me deja seguir estudiando acá, para no perder lo que aprendí… Y entonces pude continuar”.

“La peluquería fue mi sueño desde pequeña. Dice mi mamá que mi abuelito cortaba cabello, así que seguro de ahí viene mi pasión”.

Doris Valverde.

Doris recuerda que a su esposo no le agradaba la idea de que ella estudiara: “Él me dijo que eso era para que yo hiciera algo en la casa, pero que NUNCA le iba a cortar el pelo a un hombre…”

A pesar de la prohibición de su esposo, Doris tomó un pequeño cuarto de su casa y comenzó a cortarles el cabello a sus familiares (los cuales no estaban “prohibidos”). “Papi me ponía la cabeza para que yo pudiera practicar. Aquello era una gran felicidad para mí”.

Un paso más…

P6190066Un día una amiga le dijo que por qué no trabajaba en el salón en el que ella estaba, porque ya no iba a poder seguir… Era el salón de Silvia Tapia (una reconocida peluquera de San Ramón). “Yo empecé a ir, pero ya tenía muchos problemas con mi marido cuando eso, entonces iba a escondidas. Ahí fue cuando dije: Yo sí puedo mantener a mis hijos, no tengo porqué seguir aguantando a un hombre que no me apoya y que además es alcohólico”.

“Para mí, Silvia (Tapia) es mi mano derecha, ella y yo somos como hermanas. Nosotras siempre nos hemos llevado demasiado bien y yo he aprendido muchísimo de ella”. 

Doris Valverde.

Después de casi un año de estar trabajando con Silvia, una amiga la impulsó a abrir su propio negocio y hasta le mostró un local que estaba disponible. “Hablé con Silvita para decirle que ya no le iba a poder ayudar, y ella me dijo que tranquila, que todos teníamos derecho a surgir, y me regaló un mueble y un lavacabezas que me sirvieron por muchos años”.

A pesar de todos sus miedos, Doris logró abrir su negocio hace 19 años: Dorilú Centro de Belleza. Este nombre, según ella, salió de la combinación entre: Doris y Luis, pues gracias a él, ella logró estudiar belleza.

En un inicio, recuerda que tuvo muchas dificultades porque no le llegaba gente suficiente para poder solventar sus gastos… “Yo nada más decía: Yo sí puedo, yo sí puedo. Entonces le pedí a mi hermano que me prestara una plata para pagar el alquiler porque no me alcanzaba y tenía a mis cuatro hijos en casa y debía llevarles comida”.

Ella abrió en febrero, y fue hasta diciembre que las cosas empezaron a mejorar. En ese primer local estuvieron por 17 años, hasta que debido a una remodelación, Doris se pasó a otro cerca de ahí. No obstante, cuando la terminaron, los dueños le consultaron si deseaba quedarse con el local. Su hija Alejandra le pidió que no perdiera el punto, que se quedaran con ambos salones y que ella lo administraba.

Alejandra había sacado un curso de belleza cuando estaba en quinto año del colegio y posteriormente, su madre la terminó de formar en la academia en la que ella daba clases.

Su otra vocación: La docencia

Esta versátil mujer también se ha dedicado a la enseñanza de la peluquería en dos lugares muy reconocidos: el Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) y la academia MGC Capacitación.

Con el primero trabajó cerca de cinco años, tiempo que estuvo alejada de su salón porque viajaba por todo el país. Mientras que con el segundo estuvo por 10 años, pero se salió hace poco porque deseaba llevar un curso de computación.

A nivel personal…

Personajes-Doris_hijosDoris tiene una numerosa familia, que la conforman su mamá de 78 años, sus 11 hermanos, cuatro hijos y tres nietos.

Su hija mayor, Shirley tiene dos hijas, es estilista y hace cinco años es dueña de su propio salón de belleza. Ella trabajó 10 años en el salón de su mamá. El que le sigue, Mauricio, es criminólogo y padre de un bebé recién nacido.

Luego sigue Michael, el único soltero de sus hijos. Él trabaja con la Fuerza Pública en Aduanas. Y su hija menor, Alejandra, estudia estética y es quien administra uno de los salones de Doris.

Hace 20 años Doris se separó de su esposo, pero eso no fue impedimento para que ella les diera a sus cuatro hijos todo lo que pudo. “Mis hijos se sienten orgullosos de su madre por haberlos sacado adelante por medio de la peluquería, porque yo no recibía dinero de otro lado”.

¡Sus otras pasiones!

Aparte del estilismo, a Doris le encanta viajar. “A todo lado. Me encantan las playas. Me gusta tener capacitaciones, no solo de peluquería, sino de motivación personal. Me encanta estar metida en las cosas de Dios, y de la iglesia Católica. Los viernes siempre voy a la oración”.

Además, asegura que le gusta mucho leer, compartir con sus amigas, conversar y ser amistosa.

¡Sus mejores Secretos de Belleza!

  • Lo principal es utilizar los mejores productos, tanto para el cabello, como para la piel.
  • En el cabello, son importantes los productos para mantener el color y dar brillo; y por supuesto, usar los que vendemos en los salones de belleza, que son los mejores.

INTIMIDADES:

Personajes-Doris_nietosEn nuestra sección de Personajes, se ha vuelto una tradición el conocimiento de las “Intimidades” de nuestros entrevistados. Por ello, a continuación le presentamos los más íntimos pensamientos de Doris Valverde.

  • Fecha de cumpleaños: 5 de febrero.
  • ¿Qué no conocen los demás de usted? Yo siempre he sido muy abierta y muy sincera, no tengo nada oculto.
  • ¿Qué la hace enojar? El irrespeto y la desobediencia. Me incomoda que me falten el respeto porque a mí me gusta mucho respetar.
  • ¿Qué la hace feliz? Ver a mis hijos bien, contentos.
  • ¿Cómo reacciona ante los problemas? Con mucha paz.
  • ¿Qué es el amor? Para mí el amor es Dios; es tener primero a Dios y luego a todo lo que gira alrededor de mi vida.
  • ¿Qué es el éxito? Es ver a mis hijos profesionales. Para mí el éxito es haber podido sacar a mis hijos adelante.
  • ¿Lo más importante en su vida? La salud y mi paz, que siempre trato de mantenerla.
  • ¿Su mayor logro? Haber hecho crecer mi negocio. Aunque mis logros incluyen muchas cosas, porque el mayor de todos es mi familia y mis tres nietos.
  • ¿Su principal característica? Tratar de ayudar siempre y de ser mejor amiga.
  • ¿Su mayor pasión? Estar llena de Dios y asistir a las cosas de Él.
  • ¿Su mayor defecto? Mi carácter… Me enojo mucho con el irrespeto. Tengo un carácter un poquito autoritario.
  • ¿Su mayor virtud? Enseñar. Me gusta mucho enseñar y siento que es una virtud que tengo.
  • ¿A qué le tiene miedo? A los problemas.
  • ¿Dios? Es todo para mí.
  • ¿Sus hijos? Son el éxito de mi vida.
  • ¿Sus nietos? Mi pasión.
  • ¿Luis? Fue y es una parte de mi vida.
  • ¿Su familia? Mi familia encierra todo el círculo de mi vida, porque yo vivo para ellos y yo sé que ellos también para mí.
  • ¿Costa Rica? El mejor país.
  • ¿La peluquería? Mi pasión.
  • ¿Dorilú? Ha crecido… ¡Es grande para mí!
  • ¿Una confesión del pasado? Cuando me quedé sola tuve muchas dudas, y en medio de esas dudas lloré muchas horas, sola en mi cuarto, pensando que no iba a poder triunfar. Cuando los años pasaban y mis hijos crecían yo me repetía esta frase: “Todo va a salir bien”. Esta es una de las cosas más ocultas que tengo, porque mis hijos nunca me vieron llorando. Lloré muchas veces pidiéndole a Dios, y gracias a Él soy lo que soy; y también gracias a toda mi familia y a muchas amistades que me ayudaron a seguir adelante.

Fuente

Doris Valverde, estilista

Dorilú Centro de Belleza, tel.2445-4772

Comments are closed.