Cabello

¡Dele vida a su cabello fino y escaso!

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

¿ES USTED DE LAS PERSONAS QUE SE QUEJAN POR TENER EL CABELLO FINO Y ESCASO? ¿CONOCE CUÁLES SON LOS CUIDADOS DEBE TENER PARA NO EMPEORAR LA CONDICIÓN DE SU CABELLERA? ¿SABE USTED QUÉ SE RECOMIENDA PARA MANTENER ADECUADAMENTE SU TIPO DE CABELLO? SI ESTE ES SU CASO, ¡TOME NOTA!

shutterstock_116020741Mucho se dice sobre el cabello fino o escaso, pero ésta característica no es más que una condición genética que sufre el 17% de las mujeres y hombres desde el nacimiento. También existen factores externos que a la vez contribuyen o aumentan el problema.

Una cabellera de abundancia normal, tiene de 100.000 a 150.000 folículos activos en la cabeza, o sea la densidad es fácilmente apreciable; mientras que una cabellera escasa tiene alrededor de 80.000 folículos. Esto provoca una menor densidad por centímetro cuadrado.

En el cabello hay tres capas: Cutícula, corteza y médula. La cutícula es la capa exterior y está formada por escamas. En un cabello normal a grueso,  ésta presenta de 10 a 12 capas de escamas, mientras que en un cabello fino, presenta solamente de cuatro a seis.

Esta parte del cabello es sumamente sensible a los productos químicos y herramientas mecánicas, como secadoras y planchas, por lo tanto hay que tomar en cuenta que si su cabello es fino, debe tener un cuidado especial cada vez que va a realizarse cualquier servicio al salón. Por ejemplo, se recomienda no exponer su cabello a tanto proceso químico, utilizar coloraciones libres de amoniaco, no aclarar o decolorar el cabello muy seguido, y en la medida de lo posible, no abusar del uso de secadora y mucho menos de la plancha, a la vez que se aconseja utilizar productos de protección térmica adecuados a su tipo de cabello.

La corteza es la capa más interna. Un cabello fino tiene 40% de cutícula y 60% de corteza; a diferencia en un cabello normal a grueso, el cual tiene solamente 10% de cutícula y 90% de corteza.

Lo anterior demuestra que un cabello fino tiene, de igual manera, menos corteza, y es en dicha capa donde se desarrolla el proceso químico de la coloración, las decoloraciones, el aliset, o cualquier proceso químico, y es ahí donde también se depositan los tratamientos capilares.

Por lo tanto si su cabello es fino, debe reconocer que de igual manera la corteza del mismo es más débil, y por consiguiente, los procesos químicos se deben manejar con cautela, y debe asegurarse de que su estilista tenga conocimiento de ello y le ayude a mantener su cabello en buen estado. Es indispensable no sobrepasar los límites a los que puede reaccionar negativamente su cabello, porque ello podría empeorar la condición cosmética del mismo.

¡Recomendaciones!

Es fundamental no lavar el cabello fino con frecuencia, lo ideal es de dos a tres veces por semana. Además, no se recomienda utilizar mucho lo que son colas o amarrar el cabello, ya que esto provoca una mayor tracción y debilita la hebra.

testuredhair2Los procesos químicos, como mencionaba anteriormente, deben realizarse, de preferencia, con productos libres de amoniaco y no con tanta periodicidad. Es importante planificar con el estilista para asegurarse de que su cambio de imagen no sea tan radical o agresiva, para que le beneficien y no comprometan la hebra del cabello.

Constantemente, es necesario aplicar tratamientos a base de proteína, ya que esto contribuirá a fortalecer, dar resistencia, engrosar un poco más la hebra del cabello, y aumentar la densidad.

Normalmente los cabellos finos tienen mucho frizz por la falta de peso de la hebra, son difíciles de peinar o manipular por la misma razón. No obstante, es  muy importante tomar en cuenta que el aplicar tratamientos permanentes anti frizz (y que regularmente se utilizan con plancha), a largo plazo van a afectar aún más la condición y van a provocar mucha pérdida de proteína.

De igual manera, la alimentación va a influir en la condición de la fibra capilar. Una dieta balanceada y rica en vegetales, frutas, granos integrales, carnes y productos lácteos, es la mejor opción para cuidar, fortalecer su cabello, y dejarlo sedoso y brillante.

Conozca cuáles son algunos de esos alimentos que le ayudarán a lograr ese ansiado efecto de salud en su cabello:

  1. Huevo: Es uno de los alimentos más ricos en proteína que existe, y es fuente de vitamina B12. Debe consumirlos con alta frecuencia para nutrir su cabello y darle lozanía.
  1. Frutos secos: Todos los frutos secos, especialmente las nueces, las almendras y el maní, contienen zinc, selenio y vitamina B en grandes cantidades, una buena ayuda para cuidar de la salud capilar.
  1. Semillas de girasol: Incluirlas en su cena es favorable para su cabello, debido a que contienen gran cantidad de vitamina B.
  1. Fibra: Presente en cereales y granos integrales, es una gran aliada para fortalecer el cabello, debido a que aporta ácido fólico y vitamina B6, los cuales brindan mayor oxigenación a los folículos.
  1. Los antioxidantes: Son ideales para combatir los radicales libres, favorecen también el crecimiento del pelo, en especial aquellos que contienen vitamina C (como las frutas cítricas y la espinaca); nutriente que ocupa un papel importante en la síntesis del colágeno, un compuesto del cabello que es necesario para mantenerlo sano.
  1. Vegetales verdes: Mientras más intenso sea el tono del vegetal, más nutre y fortalece el cabello, por su alto contenido en hierro, calcio y vitaminas A y C, que estimulan la segregación de las sustancias sebosas, responsables de mantenerlo hidratado y acondicionado de forma natural.
  1. Pescado: De manera particular, el salmón brinda un increíble contenido de omega-3, aceite esencial para mantener el cuero cabelludo saludable y darle firmeza y elasticidad al cabello.

Tome en cuenta todos estos consejos y así logrará contribuir al bienestar de la hebra de su cabello. ¡Póngalos en práctica y pronto notará los cambios!

Comments are closed.