Negocios

Aprenda cómo venderse y… ¡haga crecer su negocio!

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

LA IMAGEN DEL ESTILISTA, LA PRIMERA IMPRESIÓN QUE GENERA EN SUS CLIENTES, EL TRATO DIARIO, LA FORMA EN CÓMO LOS SALUDA O LES HABLA, SON ASPECTOS MUY IMPORTANTES SI LO QUE DESEA ES AUMENTAR Y MANTENER SU CLIENTELA. LE DAMOS ALGUNOS CONSEJOS SOBRE CÓMO VENDERSE A NIVEL PROFESIONAL

como-crear-un-negocio-por-internetActualmente hay tanta competencia en el mercado, que ya no es suficiente con tener gran pasión por lo que se hace; no basta con poseer una habilidad destacada como estilista ni saber cómo realizar todos los servicios con excelencia… ¡No!

Ahora también es importante saber cómo tratar al cliente, cómo generar una buena primera impresión, cuál debe ser la imagen o el aspecto físico del profesional, cómo debe saludar a sus clientes, cómo debe ser el lenguaje corporal utilizado, y cuánta distancia debe mantener con el cliente, entre otros aspectos.

La primera impresión

El consultor de negocios y especialista en negociación y capacitación empresaria, MBA. Lic. Randall Dengo, afirma que: “La ley de la primera impresión, de John Tschol, gurú mundial de servicio al cliente, indica que: Dependiendo de la manera de cómo le perciban los clientes, de esa misma forma tenderán a reaccionar ante usted; de manera que si le perciben aburrido, poco interesado o con la necesidad imperiosa de vender, el cliente podría reaccionar igual, poco interesado o la defensiva. Y esto se da en tan solo 20 segundos….”

“La mayoría de los clientes potenciales son visuales y emocionales, por lo tanto la imagen personal y del negocio es clave”. 

MBA. Lic. Randall Dengo.

De manera que, según Dengo, es clave dar una primera impresión adecuada y enfocada en brindar servicios y generar confianza. “Esto sin duda es un factor básico para la venta de cualquier servicio o producto. Hay que recordar que la base de la venta es: “La satisfacción de necesidades del cliente”, y no venderle por venderle. El negocio consiste en ayudar a los clientes, y que estos crean en su negocio o en sus servicios y que regresen una y otra vez”.

Cuide su imagenfoto-Conexion-Empresarial-Modelo-de-Negocio

¿Cómo generar una buena primera impresión? De acuerdo con Dengo, lo básico es la imagen personal del profesional, pues el estilista vende imagen, y de alguna manera, satisface una de las necesidades psicológicas más importantes del ser humano en la sociedad actual: La vanidad o el “verse bien”.

Por lo tanto, si el estilista vende imagen, debe tener imagen; esta se logra con: Vestimenta formal, pero no en extremo. Se recomienda el uso de uniforme o una gabacha blanca o en colores pastel, con visión de profesionalismo. Además, puede usar gafete con su nombre. Su cabello es vital y siempre debe estar impecable; no es necesario recargar su maquillaje ni usar accesorios demasiado llamativos. Recuerde llevar siempre sus zapatos limpios.

¡Sea cordial con sus clientes!

Como parte del protocolo, es importante siempre saludar al cliente por su nombre (si no lo conoce, pregúntele). Según la Programación Neurolingüística a la mayoría de las personas les gusta escuchar su nombre, por eso, utilícelo.

Asimismo, mírelos a los ojos en un 70%, no cruce los brazos frente a sus clientes (esto demuestra poco interés y una actitud cerrada), hable de usted, con cierta formalidad, pero sin extremos; busque generar empatía con el cliente.

¡La clave! “Ante todo está la EMPATÍA con el cliente. Respóndase estas preguntas: ¿Como cliente, iría al negocio que usted tiene? ¿Lo usaría? ¿Lo recomendaría? Esa es la clave, póngase realmente en el lugar del cliente”.

MBA. Lic. Randall Dengo.

“Un poco de informalidad es permitida, cuando se llega a un nivel de confianza con el cliente, pero en todo caso no debe ser extrema. En cambio, la formalidad (tampoco en extremo) siempre le dará buenos réditos. Ojo que la formalidad no implica posiciones rígidas, más bien naturalidad, hablar de usted y nunca con expresiones como: “mi amorcito”, corazón, etc.”, explica Dengo. 

Salón-Moncho-Moreno-05

Y agrega: “Recuerde que, aunque conozca a sus clientes de hace años, siempre se recomienda mantener una “línea divisoria”, pues usted es el asesor del cliente, no más allá. Los clientes buscan asesores y no solo amigos; aunque en algún momento la amistad puede ser buena, se puede convertir en un arma de doble filo…”

Como parte del servicio que ofrece, nunca deje a un cliente esperando sin decirle nada. En cuanto llegue a su negocio, salúdelo, haga contacto visual y guíelo hacia la silla de espera. “Después de esto y en la gestión, no se coloque frente a frente con el cliente, trate de colocarse un poco más de lado. La posición de frente y con los brazos caídos puede verse agresiva. Hable y gesticule sin problemas, sin extremos y con voz dinámica e interesada. No “toque” al cliente más allá de lo necesario, como darle palmaditas en el hombro, por ejemplo”, aconseja Dengo.

Cada persona maneja un “espacio vital”, y hay que tomar en cuenta que invadirlo, puede ser muy incómodo para algunos. Por lo tanto, la distancia que se recomienda dejar con el cliente es de 30 a 40 centímetros. No obstante, tampoco se debe ser extremista, pues el mantenerse alejado podría crear la sensación de poco interés. Por eso, acérquese a sus clientes con confianza, pero cuide su “espacio vital”.

Cuide los detalles

Otro aspecto que debe tomar en cuenta es que su negocio y la estructura como tal, sea agradable a la vista; es indispensable que esté aseado, con decoraciones no muy recargadas pero sí armoniosas, debe contar con música agradable y poseer una imagen de profesionalismo.

Estrategia focalizada 

“Mientras el cliente espera, venda estratégicamente; por ejemplo,  diseñe una zona de espera que sea atractiva y cómoda, tenga productos a la vista, y dé valores agregados, como agua, galletas, café, revistas, volantes, etc. Esta es y será siempre una gran inversión que regresará a su negocio”. 

MBA. Lic. Randall Dengo.

Uno de los fundamentos más importantes cuando se busca generar una buena primera impresión es la: Actitud Positiva. Si logra tener una actitud positiva en la atención de sus clientes, siempre logrará crear una imagen positiva, y eso es lo que muchas veces hace la diferencia entre los grandes negocios y los pequeños.

“Recuerde, las personas reflejan siempre lo que son y cómo se sienten, por lo tanto, conviértase en una persona positiva y reflejará una imagen positiva”, señala Dengo.

Finalmente, tenga presente que su negocio está para servirle a otras personas, y por añadidura, genera ingresos y prestigio, mas esto NO funciona al revés… Por lo tanto, ¡cuide de sus clientes como si usted fuese uno de ellos!

Fuentes:

MBA. Lic. Randall Dengo, consultor de negocios y especialista en negociación y capacitación empresarial. Tels. 8910-7798 / 8963-2014

Mohr, Peter. Vender más: 30 minutos. Barcelona, España: Editorial ALMA, 2012

 

Comments are closed.