Personajes

Carlos González: ¡El barbero de los políticos!

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

CARLOS GONZÁLEZ: ¡EL BARBERO DE LOS POLÍTICOS! ESTE HOMBRE DE 67 AÑOS, TIENE 55 DE DEDICARSE A LA BARBERÍA. POR SUS MANOS HAN PASADO MUCHÍSIMAS PERSONALIDADES DE NUESTRO PAÍS, DESDE POLÍTICOS Y MÉDICOS, HASTA ABOGADOS Y FUNCIONARIOS DEL GOBIERNO. CONOZCA MÁS ACERCA DE LA HISTORIA DE ESTE HOMBRE, QUIEN PERTENECE A UNA “DINASTÍA” DE BARBEROS

Yo creo que no hay nada más enriquecedor en este mundo que hablar con un adulto mayor, porque son personas que han vivido muchas cosas, que tienen grandes anécdotas, pero sobre todo, están llenos de sabiduría.

Por ello, la conversación que tuve con don Carlos González me llenó de satisfacción, porque pude conocer más sobre el oficio de la Barbería, que muchas veces es menospreciado.

Yo tengo ya varios años de compartir con estilistas de todo el país, y son personas a las que admiro mucho, pues constantemente están capacitándose tanto dentro como fuera del país y su labor me parece toda una obra de arte. Sin embargo, hablar con un barbero es algo totalmente diferente; ellos son empíricos, aprenden de otros barberos, lo cual creo que también es muy loable.

Como los estilistas, los barberos también llevan esa gran pasión en la sangre. Por eso, en esta ocasión quiero resaltar a los barberos de este país, y para ello, quien mejor que don Carlos, un hombre perteneciente a una familia de barberos y peluqueros y quien tiene tantos años dedicado a esta noble profesión.

Les dejo la historia de este pensativo y filosófico hombre. ¡Que la disfruten!

La Barbería: ¡Un legado familiar!

Era tan sólo un niño de 12 años, cuando un lunes don Carlos le “robó” las llaves de la barbería a su padre y se fue a la casa de un amigo a cortarle el pelo (no sin antes pedirle permiso a la madre del niño, por supuesto). “Lo pelé coco… ¡desde ese día me enamoré del oficio!”

A pesar de que le encantaba la idea de ser barbero, a don Carlos le costó mucho llegar a ser uno bueno. “Anduve por Limón porque tenía un hermano que era barbero y él estaba allá. Pero al principio no tuve alguien que me enseñara, que me dijera cómo hacer las cosas…”

Dinastía González 

“Mi papá era barbero, los sobrinos se hicieron barberos, mi primo Jesús y el hermano de él, Ángel. Dos de mis hermanos, también. Y ahora mis hijos, Vicky y Alexander. Todos somos barberos y ella es estilista”.

Carlos González.

P1012118A los 15 años su primo, quien también era barbero, lo llevó a trabajar con él a Aranjuez. Don Carlos recuerda que él era muy bueno, pero no sabía enseñar. “Entonces yo no tenía progreso en el trabajo”

Con 17 años, finalmente don Carlos conoció a la persona que sería su gran maestro: un barbero herediano: Guillermo Benavides. “Él era un artista, era finísimo; fue el que me ayudó en los detallitos. En seis meses me hice un maestro en cortes naturales, porque me gustaba mucho. Este oficio es de práctica, no es que se va a aprender y ya… también es importante que le guste a uno”.

Allí estuvo cerca de un año y medio hasta que decidió volver a la barbería de su primo. “Fue la época de la crisis de los 70, la moda del pelo largo. La gente no se cortaba el pelo, entonces muchas barberías cerraron porque no había trabajo”.

Su primo fue uno de los que decidió cerrar, pero antes de hacerlo, le dijo a don Carlos que buscara un fiador y que él se la vendía en 9.000 colones. “Me costó, pero lo encontré. Fue una felicidad inmensa, yo era un enamorado porque yo me inicié aquí, la gente ya me conocía y yo era muy positivo de que todo iba a salir bien”.

Lo interesante de la barbería que adquirió don Carlos es que su primer dueño fue el barbero de los presidentes José Figueres Ferrer y Otilio Ulate, entre otras personalidades. Él le vendió el negocio al primo hermano de don Carlos, y en la crisis éste último la adquirió. “Y yo la levanté otra vez, hasta la fecha”.

“Yo tengo clientes de 1958, que eran del antiguo dueño de acá, y por supuesto, tengo clientes que están conmigo desde que abrí la barbería y hasta la fecha. Su mamá los traía de un añito y ahora ellos vienen con sus hijos. Eso para mí es una satisfacción muy grande”. 

Carlos González.

Según don Carlos, él no heredó a muchos de esos clientes políticos del primer dueño de la barbería, porque ya ellos estaban acostumbrados a una sola persona. No obstante, poco a poco fueron llegando muchas personalidades a su silla. “Víctor Hugo Román, que era ministro de Relaciones Exteriores, profesores de La Salle, del Lincoln, personas que venían en la misión M.I. de los Estados Unidos, los médicos, porque estamos cerca del Calderón Guardia”.

P1012104Su buena fama y las recomendaciones de otras personas fue lo que le abrió camino a este hombre trabajador. “Además había seriedad y respeto, y eso a la gente le gusta”.

De hecho, su fama lo “persigue” y aún cuenta con muchas personalidades del país que se sientan en su silla para cortarse el cabello. “Jorge Pattoni, el vicecanciller Manuel González; Antonio Calderón, secretario del PLN; Víctor Granados, José Manuel Arroyo, vicepresidente de la Corte; José Antonio Pacheco, Eduardo Mora, Álvaro Salas, y Eduardo Dorian. Merino también fue cliente”.

Actualmente, don Carlos trabaja junto a su hijo Alexander desde hace 21 años, por lo que ya su horario no es tan sacrificado; a las 2 p.m. ya puede ir a descansar. Él considera que el éxito alcanzado en su barbería se debe al gran amor que tiene por lo que hace.

A nivel personal…

Don Carlos es casado tres veces y vive actualmente con quien es su tercera esposa y el hijo de ella, Ignacio, de 15 años. De su primer matrimonio tiene tres hijos: Alexander (quien es barbero), Ana Catalina (estudió turismo y hotelería) y Amaly, que vive en Estados Unidos. Del segundo tiene dos: Victoria (es estilista) y Melissa (peluquera de perros).

“Yo siempre vivo en contacto con mis hijos, ayudándolos y guiándolos”, afirma.

“Yo vivo el momento; casi que ni el día, porque no sé más tarde qué va a suceder. ¡La vida es ahora, en este momento!” 

Carlos González.

Este barbero dice sentirse muy bien con su pareja actual, Kattia Sequeira, con quien tiene 13 años de convivir. “Me gusta la persona que está conmigo, chinearla, hablarle, quitarle lo negativo. Ella es 20 años menor que yo. Yo la conocí porque ella era de aquí, del barrio”.

¡Sus otras pasiones! 

P1012087En este momento de su vida, don Carlos afirma que le encanta descansar, estar tranquilo y poner su mente en paz. “Me voy a mi casa, descanso, veo un rato televisión y a veces me pongo a leer”.

Don Carlos asegura no ser un gran lector, pero dice que le gusta mucho leer sobre medicina natural, psicología y filosofía antigua.

¡Sus mejores Secretos de Belleza para un cabello hermoso!

  • A veces el cuero cabelludo se llena de grasa y eso es causado por el estrés. La grasa bota el pelo… ¡y esa grasa sólo se puede combatir con el cepillo! Yo recomiendo, todos los días antes de lavar el cabello, una cepillada de un minuto.
  • Hay gente que dice que cortarse el pelo en menguante es bueno, hace que crezca más.

Intimidades

En nuestra sección de Personajes, se ha vuelto una tradición el conocimiento de las “Intimidades” de nuestros entrevistados. Por ello, a continuación le presentamos los más íntimos pensamientos de Carlos González.

  • Fecha de cumpleaños: 10 de setiembre.
  • ¿Qué no conocen los demás de usted? Yo creo que todo lo conocen, porque yo siempre he sido muy libre. Yo lo que digo lo pienso y lo que pienso, lo digo. No me guardo secretos. Si es un secreto bueno que ayuda a alguien, se lo doy a esa persona.
  • ¿Qué lo hace enojar? La falta de observación en uno mismo. Yo me observo cada momento del día, yo no me enojo. Si me descuido, me enojo, y en ese momento la consciencia se duerme…
  • ¿Qué lo hace feliz? Yo a veces siento una alegría en mi corazón, por ejemplo, ahorita la siento. Cuando usted siente esa alegría es porque el Dios suyo interno está feliz de estar con usted. Debemos procurar que esa alegría no se nos vaya, que esté siempre con nosotros porque Él está feliz de estar con nosotros. Él está en el corazón de cada uno.
  • ¿Qué es el amor? El respeto.
  • ¿Qué es el éxito? Estar bien con uno mismo.
  • ¿Lo más importante en su vida? Estar bien conmigo mismo.
  • ¿Su mayor logro? Estar bien conmigo mismo, ese es mi logro.
  • ¿Su mayor defecto? Hablar mucho.
  • ¿A qué le tiene miedo? A todo y a nada.
  • ¿Dios? Lo primero en mi corazón.
  • ¿Sus hijos? Están en primer lugar, también.
  • ¿Su pareja? Todas están en primer lugar, sólo que la primera es una unión que es más cerradilla.
  • ¿Su familia? Mis hermanos y hermanas, los quiero mucho.
  • ¿Costa Rica? Sería bonito que pudieran salir líderes para que despierten al pueblo, porque hay mucha ignorancia.
  • ¿La barbería? Está en primer lugar, porque es donde yo he vivido y con lo que he criado a mi familia. He enseñado a mucha gente, también.
  • ¿Una confesión del pasado? El pasado para mí no existe. Si yo lo miro, estoy mirando al hoyo o estoy en el hoyo, no puedo salir del hoyo, vuelvo a él… el pasado no existe. Nosotros nacemos en un segundo y morimos en un segundo. Es el presente lo que importa.

Fuente:

Carlos González, barbero

Barbería Dinastía González, tel. 2258-1407

Comments are closed.