Derecho

¿Le paga usted correctamente a sus colaboradores?

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

EN LOS TRABAJOS ES MUY COMÚN HABLAR SOBRE LAS “HORAS EXTRA” O EL PAGO POR COMISIÓN, PERO, ¿CONOCE USTED LA NORMATIVA LEGAL DE ESTOS TÉRMINOS? ¿SABE CÓMO DEBE PAGARLOS? NO SE EXPONGA A DENUNCIAS POR PARTE DE SUS TRABAJADORES… ¡APRENDA UN POCO MÁS SOBRE ESTE TEMA!

En los salones de belleza y negocios similares, se observan diversas formas de contratar a los trabajadores. Algunas son apegadas a la ley, mientras que otras son ilegales. Es por eso, que se hace necesario abordar este tema, tanto para conocimiento de quienes trabajan, como para los patronos de estos lugares.

Contratos de trabajo

Un contrato de trabajo es el instrumento jurídico por el cual un empleador contrata a un trabajador, para que a cambio de una retribución, realice las labores que le encomiende el primero. Existe cuando confluyen sus tres elementos: que el trabajo sea realizado personalmente, única y exclusivamente por el trabajador; que el trabajador reciba una remuneración o salario a cambio de las labores que realiza; y que haya subordinación, es decir, que el patrono posea poder de dirección y giro de instrucciones u órdenes hacia el trabajador. 

Empire-NDOB

Desde la perspectiva de la duración de un contrato, hay dos tipos: los contratos por tiempo indefinido y los contratos a tiempo determinado, que a su vez pueden ser: contratos a plazo fijo y contratos por obra determinada.

En el contrato se debe establecer cuál es la jornada de trabajo. Las jornadas son la cantidad de horas que el trabajador debe laborar por día, o por semana. La jornada se diferencia del horario, pues el último es el periodo en el cual se distribuye la jornada, es decir, la hora de entrada y salida del lugar de trabajo.

Existen tres tipos de jornada (de la misma especie): la diurna, la nocturna y la mixta; y otros dos tipos de jornada, que son la ordinaria y extraordinaria (popularmente llamada: “horas extra”). La primera es la jornada de labores habitual que se pactó en el contrato, es decir, la que el trabajador debe cumplir como mínimo. La segunda, es el tiempo que se trabaje después de la ordinaria.

Las horas extra

reloj-de-belleza2En el artículo 58 de la Constitución Política se establece que la jornada extraordinaria debe ser remunerada con un 50% más de lo habitual, es decir “tiempo y medio”, salvo si la hora extra se realiza en un día feriado, que se debe pagar “doble”.

Además, según el artículo 74 de la misma norma y 11 del Código de Trabajo, estos derechos son irrenunciables, tanto así que cualquier renuncia se tiene por absol

utamente nula. Entonces con base en lo anterior, las horas extra no son “negociables” en lo económico, salvo que beneficien al trabajador.

Debe destacarse que las jornadas extraordinarias son eso: extraordinarias, es decir, no se deben solicitar horas extra a los trabajadores todos los días, salvo excepciones expresamente establecidas en una Ley.

Si hay una misma actividad que siempre le exige al patrono requerir horas extra a sus trabajadores, el patrono debe contratar a otra persona, bajo una jornada ordinaria, para que cumpla con esas labores, pues éstas serían actividades fijas de la empresa. Si bien es cierto, el trabajador debe hacer las horas extras cuando el patrono se lo pide justificadamente (siempre que el total de horas laboradas por día no sea de 12 horas), y aquel no tiene circunstancias de peso para justificarse de no trabajarlas, el que el patrono exija horas extra todos los días y a un mismo empleado es una violación a la legalidad. Es decir, las horas extra son negociables dentro de los parámetros mencionados.

Una acotación relevante es que, en actividades como las de salones de belleza, existe la prohibición de laborar más de 4 horas extra por día (por ser lugares de trabajo no insalubres o peligrosos). Esto porque, según el artículo 136 del Código de Trabajo, en este tipo de lugares la jornada ordinaria diurna puede ser de hasta 10 horas y la ordinaria mixta de hasta 8, siempre que el total semanal de horas laboradas no sea de más de 48. Asimismo, el numeral 140 del Código de Trabajo establece que la jornada ordinaria más la extraordinaria no pueden sumar un total de 12 horas diarias. Es importante tener en cuenta que en lugares insalubres o peligrosos se prohíbe la jornada extraordinaria.

Las comisiones

1000x1000

En cuanto a las comisiones, podemos mencionar que con base a lo regulado en los artículos 24 y 168 del Código de Trabajo, estas sí pueden ser negociadas, y debe estar claramente estipulado en el contrato con base a qué se comisiona y cuál va a ser el porcentaje. Asimismo, se impone la prohibición al patrono de cobrar cuota alguna al trabajador por el desgaste que sufran las herramientas que dé al último para el cumplimiento de sus labores.

Comments are closed.