Personajes

Juan Dondi: ¡Un apasionado de la belleza!

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr

ESTE RESERVADO CABALLERO, COSTARRICENSE, DE ORIGEN ITALIANO, ES UN HOMBRE DE 54 AÑOS, TÍMIDO Y SENCILLO, CUYA PASIÓN POR LA PELUQUERÍA LA MANTIENE MÁS QUE VIVA TRAS 28 AÑOS DE “MATRIMONIO” CON ELLA. ¿PRUEBA DE ESTO? BUENO, EN SU TIEMPO LIBRE LE GUSTA VER DESFILES DE MODA O LEER SOBRE BELLEZA… ¡ESO ES LLEVAR LA PROFESIÓN EN EL CORAZÓN!

P2250070Juan Dondi es un peluquero, oriundo de Juan Viñas, del que escuché hablar muchas veces, que vi en muchos eventos, pero con quien nunca hablé personalmente, hasta el día antes de esta entrevista que nos topamos en un evento.

Él me pareció una persona con una gran calidez humana; un hombre humilde, que tiene los pies muy bien puestos sobre la tierra, sensato y cero egoísta. Tanto así, que él asegura que todas las personas tienen algo que enseñar y que incluso ha aprendido mucho de su empleado menor, un joven de 18 años.

¿Quién dice que la belleza física no te abre camino? Pues para Juan Dondi su atractivo físico fue una herramienta más que le ayudó a crecer profesionalmente, ya que las mujeres ¡hacían fila en su salón para que él las atendiera! Sin embargo, él no “raja” con eso, lo cuenta con timidez.

“Vivir y amar lo que se hace”, ese es su lema y el secreto de este reconocido estilista. ¡Conozca más sobre su historia!

La peluquería: ¡Su gran pasión!

P2250073Juan Dondi tiene 28 años de dedicarse a la peluquería y 25 de tener su propio negocio. Su pasión inició siendo apenas un niño, no obstante, asegura que para él fue muy difícil, porque se crió en un pueblo muy pequeño de pensamiento machista, en donde no era “normal” que un varón quisiera peinar.

“Fue difícil, pero yo seguí; tenía mis amigas y las peinaba, tenía la habilidad. Cuando estaba en el colegio, mis compañeros me pedían que les cortara el cabello y a mí no me daba miedo. ¡Yo cortaba con una tijera de sastre!”

Juan asegura que quizás no hacía los mejores cortes del mundo, pero que no quedaban mal. “Ellos siempre me buscaban. A las mujeres sí les tenía miedo, sólo las peinaba o maquillaba. Fui muy maltratado en mi pueblo por eso”, recuerda.

P2250059Tras la muerte de su madre, Juan se va para San José a los 16 años, termina el colegio y estudia contabilidad. Pero a los 20 decide que su amor por la belleza es más fuerte que todo e inicia sus estudios en la Academia Claudia. En ese lugar, él y un amigo suyo eran las estrellas, todo lo aprendían rápido. A los seis meses ya ambos estaban trabajando en el salón de moda y llamaban mucho la atención por el atractivo físico de ambos y porque en aquellos años no era tan común ver peluqueros hombres.

Allí estuvo cerca de seis meses, hasta que se fue a trabajar al salón de un amigo durante un año. Luego de eso, su padre adoptivo le ayudó a montar un salón pequeñito. “Aunque mi padre adoptivo tenía mucho dinero, yo siempre quise hacer las cosas por mí mismo, sabiendo que ahí estaba él y que él me ayudaba. Yo le decía: bueno hasta aquí, yo sigo”.

Y agrega: “Yo empecé con los champús que tenía en mi baño. No tenía rulos de permanente y por dicha nunca nadie llegó a hacerse uno. Tampoco tenía para hacer un tinte, entonces si alguien se iba a hacer uno yo iba a la farmacia en carrera y lo compraba”.

IMG-20140225-WA0001Este estilista afirma que trabajó mucho tiempo solo, todos los días hasta la media noche. Recuerda que viajaba en bus hasta Alajuela, con los paños del salón en una bolsa. De hecho, la primera persona que contrató fue para que le ayudara a limpiar… hoy esa persona tiene 16 años de trabajar a su lado y él la formó como estilista.

Su carrera dio un giro positivo en el momento en que conoció a Víctor Hugo Murillo y a Sebastian. “Con Sebastian yo cambié mi mentalidad. Empecé a viajar y a conocer otros mundos. La primera vez que fui a Los Ángeles a una capacitación, pensé que me iba a morir, me temblaba la mano, se me iba a salir el corazón… todo por mi timidez”.

A lo largo de su carrera como estilista, Juan ha estudiado en las mejores academias, como Allion y Vidal Sassoon, y en los mejores países, entre ellos Estados Unidos, Francia, Austria, España, Inglaterra, Alemania y Brasil.

A nivel personal…

Juan Dondi es costarricense, al igual que sus padres. Su abuelo es italiano; él llegó a nuestro país para trabajar en el montaje de la línea del tren.

Tristemente, Juan perdió a sus padres siendo muy joven; a su madre cuando tenía 13 años y a su padre a los 17. No obstante, él tuvo la bendición de irse a vivir con una de sus hermanas, y luego fue adoptado por un hombre muy bondadoso, Mario Lizano.

Foto-para-JuanJuan tiene cuatro hermanas y dos hermanos. Él era el menor, hasta que nació su última hermana, cuando él tenía 10 años.

Este estilista afirma ser muy unido a sus hermanas. De la menor, él es una especie de protector, porque ella estaba muy bebecita cuando sus padres murieron. Ella tiene un niño de 12 años, que es como un hijo para Juan. Su hermana mayor ya se pensionó, tiene otra hermana que vive en Estados Unidos, y otra que es como su mamá. “En el Día de la Madre yo le llevo regalo a ella. Mi hermana quedó viuda cuando su hija tenía como dos años (ahora tiene 32) y yo asumí un papel de papá con mi sobrina”.

“Yo creo que si no fuera estilista, hubiese sido psicólogo… ¡me gusta ayudar a los demás!”.

Juan Dondi.

 

En este momento de su vida, Juan se encuentra soltero. “Tengo bastante tiempo de no tener a nadie. Vivo en paz, no ando desesperadamente buscando algo. Creo que uno llega a un nivel de madurez en el que entiende que es mejor estar solo que mal acompañado. Si Dios me tiene a alguien en el camino, bienvenida la persona que sea, pero no lo pienso. ¡Estoy tranquilo así como estoy!”

Para él, lo más importante en su vida es su salón de belleza y vivir feliz. “Dejar tanta cosa pequeña por la cual uno se preocupa. Cuidar a mi familia, sobre todo a mi padre adoptivo. Yo vivo con él, tiene 74 años”.

Licores y Cremas Lizano

IMG-20140225-WA0002Desde hace seis años, Juan comparte su trabajo en el salón con la gerencia general de la empresa de su padre adoptivo, Licores y Cremas Lizano. Tuvo que tomar la decisión de hacerse cargo de la compañía porque a su padre le quiso dar un derrame cerebral a causa del estrés.

“Él está ahí, yo no lo dejo que se desligue por completo porque si no se me avejenta. Nosotros hacemos reuniones juntos, él me escucha mucho. Tratamos de trabajar juntos y la fábrica ha crecido mucho”.

La empresa vende cremas digestivas y licores y tiene 20 años de existir. Es la fábrica de licores más grande de Latinoamérica. De hecho, su padre, quien es tecnólogo de alimentos, fue el creador de la famosa Salsa Lizano.

“Todo el mundo me agredió en el pasado, sin embargo, ¡yo hice lo que quise!”

Juan Dondi.

¡Sus otras pasiones!

Además de su gran pasión por la peluquería, a Juan le encanta hacer deporte, pues le gusta cuidarse y verse bien. Él recuerda que cuando estaba más pequeño le gustaba mucho jugar básquetbol.

P2250061Actualmente, asiste al gimnasio cuatro veces por semana e incluso, si puede, va una vez adicional: el domingo. “Soy tan carebarro que me voy de fiesta (porque también me apasiona la fiesta) y me levanto y me voy al gimnasio a botar la goma”.

Juan asegura que también le gusta mucho ir a la playa, viajar; y cuando está solo en su casa, disfruta mucho escuchando música o leyendo un buen libro. “Como a mí me apasiona la belleza, siempre busco leer sobre belleza. Busco libros que mi psicólogo me recomienda leer. También los románticos, no me gusta nada que sea violento o de miedo”.

¡Sus mejores Secretos de Belleza!

  • Sean ustedes mismas y no se limiten por lo que los demás les digan… si quieren su cabello corto, ¡atrévanse! Es su vida y es su momento.
  • Sean felices como son y cuídense mucho.
  • El secreto para que un cabello esté sano es que escuchen al peluquero, que es el profesional.

Intimidades

En nuestra sección de Personajes, se ha vuelto una tradición el conocimiento de las “Intimidades” de nuestros entrevistados. Por ello, a continuación le presentamos los más íntimos pensamientos de Juan Dondi.

  • Fecha de cumpleaños: 8 de setiembre.
  • ¿Qué no conocen los demás de usted? Mi vida personal.
  • ¿Qué lo hace enojar? La ineficiencia de la gente; cuando no quieren entender.
  • ¿Qué lo hace feliz? Cuando logro mis trabajos como yo los quiero.
  • ¿Cómo reacciona ante los problemas? Tranquilo, trato de pensar, de analizar.
  • ¿Qué es el amor? La felicidad de cada persona.
  • ¿Qué es el éxito? Todo lo que hemos logrado a través de la vida, y la satisfacción por ese esfuerzo que hemos hecho.
  • ¿Lo más importante en su vida? Mi familia, mis hermanas, mi padre y mi negocio.
  • ¿Su mayor logro? Ser un estilista reconocido.
  • ¿Su principal característica? Bondadoso.
  • ¿Su mayor pasión? Mi trabajo.
  • ¿Su mayor defecto? El sacar poco tiempo para mí.
  • ¿A qué le tiene miedo? Al amor.
  • ¿Dios? Es el ser al cual más respeto.
  • ¿Sus sobrinos? Lo más sagrado que tengo.
  • ¿Su familia? Es la que me tocó vivir… a muchos los quiero mucho y a algunos los manejo con respeto.
  • ¿Costa Rica? Es el país en el que crecí, el que amo y al que le agradezco todo lo que soy. ¡No lo cambiaría! Me ha tocado viajar y me encanta hacerlo, pero siempre me hace falta mi tiquicia.
  • ¿Italia? Es el país en el que yo quisiera haber nacido; que mi abuelito nunca se hubiera venido a vivir a Costa Rica (ríe). Porque las oportunidades que hay en Europa son grandes. Yo amo Costa Rica porque ya viví aquí, pero cuando estoy en Europa, veo las oportunidades que hubiese tenido ahí
  • ¿La peluquería? Mi pasión.
  • ¿Capelli? ¡Mi corazón hecho realidad!
  • ¿Una confesión del pasado? Recuerdo que un día no tenía dinero, y cuando agarré la laca que tenía en ese momento, ¡sólo echaba viento! Llega una señora a peinarse, y ella quería laca. Yo pensé: ¿ahora qué hago? Entonces, estripé y ella sentía el viento en la cabeza y yo con mi boca hice: ¡shhh! (simulando el sonido del spray). Y ella nunca se dio cuenta; ¡se fue como si tuviera el pelo tieso! Y yo casi me muero del susto, esperando que ella se devolviera a decirme algo y nunca se devolvió. La señora siguió viniendo y nunca me reclamó ni me dijo nada.

Fuente:

Juan A. Dondi, estilista

Sala de Belleza Capelli, tel. 2232-7729

Comments are closed.